Blog

Equinoccio Primavera 2020 en Las pirámides de Xochicalco a Solo 30 Minutos de Las Casas B+B Hotel en Cuernavaca Con el Mejor Clima en la Ciudad de la Eterna Primavera.

Las pirámides de Xochicalco, Morelos son el spot perfecto para visitar para todos aquellos que buscan recargarse de energía durante el equinoccio de primavera 2020. “La Casa De Las Flores, como se le conoce, recibiera este Marzo a miles de personas decididos a recargar pila y darle la bienvenida a la primavera a Cuernavaca, Morelos, La Ciudad con el Mejor de México!

Uno de los puntos más asombrosos de este sitio es su observatorio astronómico que se encuentra dentro de una cueva perforada en su parte superior. A través de dicha perforación, la luz solar se filtra a la cámara principal proyectando el movimiento del sol en el piso de la cueva. Este fenómeno era utilizado por los sacerdotes de la ciudad para establecer los ciclos agrícolas. La intensidad de este rayo es tal, que- supuestamente- puedes utilizarlo para ver los huesos al interior de tu mano sin necesidad de rayos x.
CUERNAVACA El Mejor Clima!
Xochicalco es un viaje de un día impresionante y relativamente fácil desde Cuernavaca que no se debe perder. Es lo suficientemente grande como para hacer que el viaje de 38 km valga la pena, pero no tan conocido como para ser invadido por turistas. Uno de los sitios arqueológicos más importantes del centro de México. 

La colección de ruinas de piedra blanca, muchas aún por excavar, cubre aproximadamente 10 km2. Representan las diversas culturas: tlahuica, tolteca, olmeca, zapoteca, mixteca y azteca, para las cuales Xochicalco era un centro comercial, cultural y religioso. Alrededor de 650 CE, líderes espirituales zapotecas, mayas y de la costa del Golfo se reunieron aquí para correlacionar sus respectivos calendarios. Xochicalco siguió siendo un centro importante hasta alrededor de 1200, cuando su crecimiento excesivo precipitó una desaparición similar a la de Teotihuacán. 

Los arqueólogos han deducido de sus bajorrelieves bien conservados que los astrónomos-sacerdotes se reunieron aquí al comienzo y al final de cada ciclo de 52 años del calendario prehispánico. Una cueva conocida como El Observatorio sirvió como 'observatorio' para los científicos que estudian las estrellas. 

La antigua ciudad de Xochicalco (La Casas de Las Flores) es una impresionante zona arqueológica ubicada a solo 30 minutos del Hotel Las Casas B+B. Los puntos destacados de la ciudad excavada incluyen un excelente museo, la Acrópolis, el juego de pelota, el Templo de la Serpiente Emplumada (Conocido como la Pirámide de las Serpientes) y el Observatorio.

Declarado en 1999 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO.

Horario: Lunes a Domingo de 09:00 a 18:00 horas. 
Museo: Lunes a Domingo de 09:00 a 17:00 horas
Cobro de acceso: 80 pesos
Contacto: Centro INAH Morelos 01 (737) 374 3091 / 01 (737) 374 3092

Xochicalco es un ejemplo excepcionalmente bien conservado de un centro político, religioso y comercial fortificado del período problemático de 650–900 que siguió a la ruptura de los grandes estados mesoamericanos como Teotihuacán, Monte Albán, Palenque y Tikal. UNESCO



Los pueblos prehispánicos reconocieron la ciudad de Xochicalco como uno de los lugares más importantes y ancestrales del Centro de México. Xochicalco significa “en el lugar de la casa de las flores”, nombre que hacía referencia a la compleja decoración del templo actualmente conocido como Pirámide de las Serpientes Emplumadas. El lugar y su arquitectura han incitado la fantasía de viajeros y de arqueólogos desde hace 250 años. Xochicalco fue el primer sitio arqueológico mexicano explorado sistemáticamente; en 1777 y 1784 fue dibujado y descrito por Francisco Alzate y Ramírez. Fue centro de exploraciones científicas constantes, realizadas por luminarias de la arqueología mexicana. La importancia de Xochicalco fue reconocida desde tiempos muy tempranos y es una de las primeras zonas arqueológicas protegidas de México, desde 1929, para mantener sus edificios y arquitectura a salvo de las invasiones campesinas que siguieron como secuelas de la Revolución Mexicana.

Xochicalco es uno de los sitios arqueológicos más atractivos del Centro de México. Ocupa la cima de varios cerros cercanos al pueblo de Miacatlán, 16 km al suroeste de Cuernavaca, Morelos. El sitio data del Epiclásico (600-900 d.C.), un agitado periodo en el Centro de México. Durante el Epiclásico se da el surgimiento de múltiples ciudades-Estado independientes; los pueblos de diversas regiones del Centro de México mantuvieron esa organización hasta la llegada de los españoles. Estas sociedades compartieron una característica fundamental: fueron sociedades militares y competitivas cuyos principios ideológicos y organizativos pueden considerarse antecedentes de las culturas que les sucedieron, la tolteca y la mexica.

La ciudad fue erigida de acuerdo con un plan complejo en la cima de una elevación de aproximadamente 130 m con una extensión máxima de 4 km. Durante ese tiempo debe haber sido la localidad más poblada de América Central. A través de terrazas, muros, fortificaciones y plataformas, los constructores lograron darle a la colina la forma de una pirámide. También había un ingenioso sistema de drenaje, numerosas cisternas para el almacenamiento de agua y grandes silos para el maíz y otras provisiones. Las áreas residenciales más lujosas y los centros religiosos estaban ubicados en la parte superior del sitio, y probablemente tenían un acceso restringido. La vivienda más modesta estaba en las terrazas inferiores, lo que explica una división social estricta.


El nombre 
En el siglo XVI, el monje franciscano Bernardino de Sahagún se refiere en sus textos a un edificio cerca de Cuauhnáhuac (Cuernavaca) con el nombre de Xochicalco, pero esto no significa que el lugar en sí tuviera ese nombre. La palabra en náhuatl se compone de xóchi (tl) = flor, cal (li) = casa y el locativo -co, lo que significaría "en la casa de las flores". Sin embargo, en el sitio arqueológico se encontró un glifo que podría considerarse como indicador del nombre del lugar. Una figura de una escalera encierra la cabeza de un Guajolote, de donde se concluyó que el nombre original del lugar podría haber sido Totolhuacalco: "donde están atrapadas las aves".

Religión
Al igual que en otros lugares de Mesoamérica, dos deidades principales fueron adoradas en Xochicalco: la de la tierra y la del agua y el viento. No se conocen sus nombres originales, pero está claro que corresponden a dioses que más tarde se denominaron Serpiente Emplumada y Tláloc. El dios más venerado era Tláloc. Sus ceremonias tuvieron lugar en las plazas más grandes y en las pirámides más importantes. La serpiente emplumada era probablemente una deidad de la élite, ya que la mayoría de sus representaciones y santuarios estaban en la parte alta de la ciudad.

Una gran cantidad de los monumentos y esculturas que quedaron al final de Xochicalco, fueron cubiertos con estuco, para borrar las referencias anteriores. También aparece una nueva divinidad, representada como una figura que emerge de las fauces de una serpiente emplumada, que luego se convertiría en Quetzalcóatl, el dios sabio, transmisor de la cultura, y que se sacrificó por la humanidad.  

Xochicalco es conocido principalmente por su Pirámide de la Serpiente Emplumada, el edificio emblemático de este sitio arqueológico.

A Solo 30 minutos de Las Casas B+B Hotel en Cuernavaca , Morelos. La Ciudad de la Eterna Primavera Con el Mejor Clima de Mexico!